martes, 10 de mayo de 2016

SONETO CLXXXIV "Canción inacabada"

Hoy soy una canción inacabada
que suena en el abismo sin colores,
compuesta en la mañana sin albores,
partitura de flores marchitadas.

Un arpa que al sentir desafinada
reduce sus escalas a menores
de luna que habitó tiempos mejores
y notas que no suman a esta nada.

Me faltan treinta notas y un estilo
en clave de mayores sin tristeza
andando últimamente por el filo

del fuego que consume la certeza
del hombre que no puede estar tranquilo;
la musa se marchó con sus proezas.

domingo, 8 de mayo de 2016

CANCIÓN LXXXIII "Nos veremos en los sueños"

Nos veremos en los sueños
porque allí no es imposible,
porque no eres invisible
ante todos mis empeños
para hacerte sonreír.
Nos veremos donde pueda
acercarme a ti sin miedo
y creerme que sí puedo
hacer que gire la rueda
y tu corazón abrir.
Nos veremos en el frío
y con los ojos cerrados;
así siempre lo he soñado
cuando el viento del rocío
me provoca un despertar
y sólo hay soledad
junto al más grande vacío.
Nos veremos cuando quieras
si algún día quieres verme
aunque pueda parecerme
imposible esa quimera
pero sí tú te decides,
lograré que no olvides
los segundos a mi lado.
Nos veremos en los sueños
donde abrazándote vea
dentro de una chimenea
consumirse cada leño
que ponemos a la vez,
tan real sin ser real
tan hermosa la mentira,
de vivir una verdad
donde sueño que me miras.

sábado, 7 de mayo de 2016

LIRA CLXXXII "Ojos de luz"

Para encender dos velas
basta el destello ardiente de tus ojos
dejando su estela
de cielo negro y rojo
que pinta en mis mejillas el sonrojo

más cómplice que existe.
Me enloquece que te enfades por nada,
que por todo, es muy triste,
y basta una mirada
para tenerte cálida y abrazada

hasta el amanecer
de todos inviernos que han pasado
para llegar a ser
el hombre enamorado
que los cuentos de hadas han contado

para que te levantes
al tocar el abismo más profundo,
y veas el instante
que surge en un segundo
y cambia para siempre nuestro mundo

de luces y sin sombras,
de creencias que yacen escondidas
y brillan si te nombra
en la noche encendida
por los ojos que curan mis heridas.

domingo, 1 de mayo de 2016

ROMANCE CLXXX "Búsqueda y encuentro"

He buscado ese lugar
donde las miradas hablen,
donde el roce de tus ojos
sea mi único lenguaje
y que pueda entender todo
solamente con mirarte.
He buscado esa mirada
donde nunca se hace tarde,
donde te abraza el calor
que no quieres que se marche,
donde es fácil respirar
porque tú eres el aire.
He buscado esa sonrisa
que al lucirse, me desarme
con su luz tibia del alba
que se guarda en esa llave
que abre todas las mañanas
tus auroras boreales.
He buscado ese motivo
que jamás pueda olvidarse,
y que brille en la tormenta
de rutinas y desastres,
y que pueda dar la luz
a una historia que renace
cada noche que tu huella
por el viento haga su viaje
y aterrice en el sofá
y en mis manos de descalce.
He buscado ese momento
que por fin tengo delante;
el sonido de tu voz
que se lleva mi desgaste,
la suerte de tu presencia,
que a la tristeza deshace
porque solamente tú,
a mi vida haces más grande

SONETO CLXXXIII "Deja una parte"

Deja una parte para que pueda
superar el dolor para seguir
los sueños que has logrado destruir
y llenar el vacío que se queda.

No queda ni una flor en la alameda
ni luna que veía en tu vestir,
ni nada que me invite a sonreír,
como hacía la historia que me enreda

en recuerdos que duelen como heridas
hechas de sal y fuego de tu ausencia.
Cómo duele el pasado si no olvidas

los recuerdos tatuados en tu esencia
y la magia que jamás será vivida
por el adiós que dicta mi sentencia.

sábado, 30 de abril de 2016

CANCIÓN LXXXII "No hay"

Hoy las calles del silencio
se van llenando de gente
y sus cruces penitentes
son tristezas que presencio
cada día en mi interior;
donde el único color
es el humo del incienso
que me nubla si te pienso
algo más de lo debido.
Hay más calles del olvido
de las que creí posibles,
más personas impasibles
con el corazón herido...
que no hay número infinito
para silenciar un grito
que se expande en tu interior.
Hay más calles de dolor
que de rezos y plegarias
y no existen luminarias
que ilumine al perdedor
herido por los suspiros
que no están si no te miro
y la vista no me alcanza.
Ya no existe la balanza
de pesar tanta distancia;
percibir esa fragancia
que me falta es una lanza
que te hiere sin bañar
tus heridas en el mar
sin secarlas luego al fuego.
Ya no existen esos juegos
en la noche improvisada
con el viento de almohada,
respirando del espliego,
que refulge en tu mirada.
Sólo se quedó la nada
y los versos sin sentido,
el futuro que no ha sido
como aquel cuento de hadas
donde imaginamos ser
en la historia de un ayer
donde no existía el frío
que hoy existe en mi vacío.

viernes, 29 de abril de 2016

LIRA CLXXXI "Ella"

Dices que no crees,
que el amor es un cuento de mentiras,
y de hadas que no ves.
Pero luego suspiras
cuando pasa a tu lado y la miras

tenga el nombre que tenga,
imaginas las noches junto a ella
y sueñas con que venga
para contar estrellas
y vivir en un cuento de doncellas.

Me dices que no es cierto,
que todo se oscurece en la ilusión
y te deja desierto,
con desesperación
y un dolor que te para el corazón.

Es cierto que no es fácil
que chocas y al final no entiendes nada...
Pero su tacto grácil,
y ese algo en su mirada
mueve el viento de las aguas pasadas

y te hace recordar
que tras la tempestad, viene la calma
y vuelves a mirar
con su palma en tu palma
que ella es la vida para llenar tu alma.

jueves, 28 de abril de 2016

ROMANCE CLXXIX "Cuando llegue el final"

Cuando llegue el fin del mundo
y de mí no quede nada
que me coja contemplándote
en la espuma de la playa,
con el agua en las rodillas
y la luz brisa de plata.
Que me lleve tu sonrisa
cuando ya no haya un mañana
y no existan los recuerdos
y no suene la palabra
transformada en sentimiento
que en el último verso habla.
Que lo último que vea
sea la luz que hay en tu cara
y marcharme menos triste
para convertirme en nada
esparcida por el viento
de la tierra abandonada.
Que lo último que sienta
sea mi mano en tu palma
junto a su apretón tan suave
como espliego de lavanda
y pétalos de jazmín;
así me marcharé en calma.
Puede ser que los recuerdos
no superen el mañana,
si la mente donde viven
está dormida y apagada.
Por eso quiero pedir
que mi última mirada
esté tan llena de ti
como de ti tengo el alma.

martes, 26 de abril de 2016

SONETO CLXXXII "Destino y acción"

En el mismo lugar y la misma hora
dos sombras se cruzaron sin mirarse,
agotando la luz hasta apagarse
y el tren se puso en marcha sin demora.

El hilo del destino en otra aurora
dio posibilidad para encontrarse,
y de nuevo corrieron por marcharse,
y perderse en la lágrima emisora

del más grande vacío que se queja
de lo cruel que es la vida al despertar
en un amanecer que sólo deja

lamentos que no dejan de llorar.
Y no saben que todo se despeja
si al llegar la señal, sabes parar.

lunes, 25 de abril de 2016

ROMANCE CLXXVIII "Pensamiento equivocado"

Hay heridas en el alma
y un vacío solitario
y en la noche grita el ruido
del bosque del viento helado.
Estoy buscando el remedio
del calor que hay en tus manos
y mi brújula está helada
y mis latidos, parados.
Salgo y busco en plena noche
la farmacia del verano
donde atiende la princesa
de los dos ojitos mágicos
que tienen la solución
a mi hogar desamparado.
Pero no encuentro el camino
y me quedan muchos pasos,
pero muy poca energía
para poder soportarlos.
Hoy no sanan las heridas,
y creciendo sigue el daño
del vacío del silencio
que se ha hecho demasiado.
Escribir ya no me sirve
y no sé si existe algo
que no sea tu mirada
para terminar el trago
del dolor y del vacío
de este vino solitario.
Veo tanta gente sola
aun teniendo alguien al lado
que pregunto dónde está
realmente nuestro fallo,
si tan sólo una palabra
puede hoy ponerme a salvo,
qué le pasa a esas personas
que se mueren por dejarlo
y vivir su libertad
que terminará apresándolos.
Enfermo de soledad
en un mundo tan poblado...
hay vacunas de silencio
que se suben a ese talgo
que te lleva a la frontera
del escudo destrozado
que una vez quiso estar solo
y ahora, que lo ha logrado
sabe lo qué es el vacío,
sabe qué es un mundo falso,
cuántas veces pensé solo
que la paz había alcanzado;
que alejándome del mundo
al dolor había esquivado
y, huyendo del dolor
el dolor me ha devorado