sábado, 25 de julio de 2015

SONETO CLXX "Los dos extremos del ser"

Llevo treinta y seis años esperando
lo feliz de acabar esta película.
No he dejado de andar por la cuadrícula
ni de aprender, según iba observando

que el amor no pregunta dónde y cuándo,
y te ataca invisible su partícula,
y la leyenda que antes fue ridícula,
es la fe que hoy voy recuperando.

En la hoja que se llama soledad
te dibujo en señal de la esperanza
que no quiere perder la voluntad,

aun sabiendo el peligro de la lanza
que te hiere sin mirar y sin piedad
y la luz que equilibra la balanza.

viernes, 24 de julio de 2015

CANCIÓN LXIX "Punto y final (contradicción absoluta)"

Llega un día en que la musa
solamente inspira luto
y el dolor es sustituto
de aquella emoción profusa
que nació cuando te vi
ser la luna al sonreír
y pensar que lo imposible,
es la puerta a lo accesible,
que a tu lado puedo hacer.
Ahora es cuando te pierdo,
no se trata de amor propio
sólo es dolor de acopio
que me arranca tu recuerdo
al rendirme voluntario,
porque sé que es necesario
para volver a nacer.
Mi alma llega al cementerio
de las batallas perdidas
de los que viven sin vida
el dolor del cautiverio
del rendirse porque sí,
sin haber una razón,
para que este corazón
siga queriendo latir,
porque no quiero aceptar
tu deseo de olvidar
todo lo que has inspirado,
a mi verso enamorado
de tu forma de existir.
Fíjate dónde he llegado,
hoy no quiero ver tus huellas
descalzas por las estrellas
a las que tú me has llevado
simplemente al respirar.
Fíjate que ese mar
que yo hice por los dos,
hoy da una brisa violenta,
la antesala a la tormenta
que esta noche dirá adiós
y seré un muerto que vive
mientras mi alma no te olvide
y yo sé que no haré,
mi memoria está en tu piel.
Fíjate que esas fuentes,
donde soñaba sentarme,
a tu lado cada tarde
hoy se secan de repente,
para que no haya canciones,
ni susurros, ni emociones
que alimenten la leyenda
que no creen, si la venda
no se quita de los ojos.
Y eso es justo lo que has hecho;
me cegaba este pañuelo
que hoy vuela hasta ese cielo
donde un corazón estrecho
puede ver con claridad
tu esencia de perfección
y por el bien de mi razón
y a base de voluntad
doy una vuelta a mi destino,
giro brusco a otro camino
para que tu inspiracíon
no le llegue al corazón
ni tu luz angelical...
Que para encontrar la calma
hoy la rima de mi alma
pide a gritos un final,
y aunque duele, se lo doy
porque quiero ser quien soy
sin que tenga que doler
todo lo que pasó ayer...

miércoles, 22 de julio de 2015

LIRA CLXIX "Aquellos días"

Recuerdo aquellos dias
que al llegar el momento de marcharte
yo siempre te pedía
si podías quedarte
un minuto más, para contemplarte,

y tu siempre accedías
con sonrisa radiante y luminosa
y el tiempo se extendía,
y no había otra cosa
ni ninguna atracción más poderosa

para pasar el tiempo.
La vida da mil vueltas y este día
es siempre un contratiempo;
me sé la melodía
que acompaña a tu voz helada, fría,

ansiosa por marcharte
y yo ya no te pido que te quedes,
no quiero molestarte,
ya sé que no se puede
salvar un corazón que al dolor cede.

Y acepta la derrota
de las noches sin luna de estos días,
con las lágrimas rotas
en las cuencas vacías
de esperanza donde hoy, no te hallaría.

martes, 21 de julio de 2015

ROMANCE CLXVI "Más que amor"

No sé hacerlo de otro modo
que escribir, cuando te veo,
el poder de los temblores
que sacuden a mi pecho,
cuando sienten que estás cerca
y me regalas tu tiempo.
No sé hacerlo más sencillo
que ocho sílabas de un verso
para describir la música
del acorde de los sueños,
que sonó en el mirador
formando aquel revuelo
en la cumbre de miradas
que se hablaban en silencio.
No lo veo de otro modo
que mezclar tierra con cielo
para que cada segundo
que pases con mis defectos
sigas sin querer cambiarme
y me aceptes lo imperfecto
que soy yo desde la fábrica
que observó mi nacimiento.
Que me gusta estar contigo
porque siempre hay algo nuevo
que descubrir a tu lado,
y si no, yo me lo invento
que para algo eres la musa
perfecta de mi universo.
Sé que existen los milagros,
pues si no, no lo comprendo,
que la chica más completa
clavara sus ojos negros
en el mayor despropósito
completamente incompleto.
que por fin se siente vivo
respirando de tu aliento.
Que me gustan esas tardes
escapando del invierno
en viajes inventados
para descubrir tu cuerpo
y saber que el paraíso
en tu piel sigue existiendo.
No sé hacerlo de otro modo,
hoy te digo que agradezco
que me hayas enseñado
el valor de los momentos
que nos dura una mirada
cuando no creía en ellos.
Que me gusta que despiertes
amaneceres perfectos
porque cuando abres los ojos,
es mayor esto que siento.
Todos dicen que es amor
pero sé que es algo nuevo
porque amar, sé que te amo,
si no estás, te echo de menos
pero el tiempo de tu ausencia
me mantuve con tus sueños,
estando siempre seguro
que mi fin era tu beso
y si no hubieras llegado,
sin nadie me habría muerto,
y eso sólo se consigue
si el amor es verdadero,
si el amor es más que amor
y lo eterno no da miedo.

lunes, 20 de julio de 2015

SONETO CLIXX "El bien de tu sonrisa".

Con lo poco que cuesta sonreír
y lo bien que me sienta tu sonrisa,
pregunto si es excusa tanta prisa
para no verla siempre relucir

en las noches oscuras al abrir
la ventana a la luna en la cornisa,
y estando junto a ti sopla la brisa
que ofrece tu sonrisa al existir.

Por eso inventaré las tonterías
necesarias y las no necesarias
para intentar lograr que tú sonrías

y recuerde esta noche legendaria
esperando el nacer del nuevo día
pidiendo que tu risa, sea diaria.

domingo, 19 de julio de 2015

CANCIÓN LXVIII "Volver a respirar"

Sólo bastaban los sueños
de mantener la esperanza,
para tener la confianza
de que el dolor por mis empeños
traería al fin la suerte
de un minuto para verte
sin robárselo al reloj.
Pero el reloj se vengó
y clavó su aguja cruel
en los que sueños que en mi piel
tu silencio hoy rompió,
y quedaron los pedazos
de la ausencia de tu abrazo,
que ya sé que no tendré.
Sólo bastaba pensar
en la luz de tu sonrisa,
en la hoja blanca y lisa,
que podía rellenar,
sin repetir ningún verso,
lo negro universo
y llenarlo de color.
Y si ayer tenía todo
cuando no tenía nada...
hoy, que amaneces callada
bajo el sol, ando en el lodo.
Que de ti yo tengo hambre
que camino en el alambre
y no encuentro otro modo
de volver a ver la luz
del sinsentido infinito
donde ya no resucito
al clavarme en esa cruz
que construye tu silencio,
donde ahora me sentencio
a la frialdad presente,
presente por soñar tanto;
que el dolor que ya no aguanto,
borrarías de repente
con tan solo una palabra
cariñosa y no macabra,
que tu boca no fabrica.
y mi garganta, tampoco,
y me estoy volviendo loco
pero mi alma no suplica
que me quieras de mentira,
cual juguete que se tira
con miradas de nostalgia.
Que así me harías más caso
y al final este fracaso,
como un truco de magia,
dolería mucho menos,
y vería como bueno
el fundirme con mi ocaso
para poder terminar
una historia interminable,
de dolor insoportable,
y volver a respirar.

miércoles, 15 de julio de 2015

LIRA CLXVIII "Saliendo, entrando, encontrándonos"

Se va mi juventud
y tú apenas estás entrando en ella.
Y me enfrento al alud
de un muro que centella
maldición que amenaza esa estrella

que veo si te miro.
Si tenemos el mismo pensamiento,
podremos dar un giro
a los años que el viento
deseó adelantar mi nacimiento

y complicar las cosas
a los ojos del mundo que no sabe
la atracción poderosa
que existe en nuestra clave,
complicidad guardada bajo llave,

de mirarte y saber
lo que piensas, y eso es complicidad,
de mirarte y entender
que te amo de verdad,
que nació, y al nacer no tuvo edad.

martes, 14 de julio de 2015

ROMANCE CLXV "Triste"

Triste como un parque solo,
como aliento sin aliento,
como una boda por Twitter,
o como un muro repleto
con amigos del Facebook
y a tu lado haya silencio.
Triste como estoy ahora
buscándote y escribiendo
en la pena de la noche
donde hasta soñar es sueño.
Triste como este romance
sin un número de versos,
con una rima mental
que no se inspira en tu pelo
para nacer de la nada
como lo hacía hace tiempo.
Triste como mirar solo
una noche en el paseo
cansado de caminar,
hablando con el silencio
de nuestro tema en común
que es cuanto te echo de menos.
Tan triste como la ausencia
de flores en el desierto.
Triste como los colores
que no ven mis ojos ciegos,
desde que tú te has marchado
y el infierno es eterno
y la tristeza es eterna
recordando tu silencio
Triste como las canciones
del buzón de los correos,
que ya no están para fiestas
estos tristes instrumentos,
desafinando crueldad
en el fuego del infierno
pero el sonido más cruel,
te juro que es tu silencio.

domingo, 12 de julio de 2015

SONETO CLXVIII "Intento que no duelas"

Ahora, que me he ido de tu vida,
deseo no cruzarme con tus ojos,
que en tu ausencia esparcieron mis despojos
y aún no se han sanado mis heridas.

Ahora, que he cruzado la salida,
el llanto me vigila de reojo,
lo peor es que sé que tu sonrojo
me devuelve a tu punto de partida,

a la cruel espiral de destrucción,
donde me cuesta mil noches en vela
oír una sonrisa, corazón.

Ahora que por fin mi sueño vuela
hacia el sol, a firmar su defunción...
no duele el corazón que se congela.

viernes, 10 de julio de 2015

CANCIÓN LXVII "Peleando hasta el final"

Quiero verte en otro sitio
que no sea entre mis sueños,
que le duele a los empeños
mis soñares infinitos
y reclaman otra cosa,
el milagro de la diosa
que no vive en las alturas,
aunque allí esté tu dulzura
y en tu historia nace un mito.
Se me pierde en la memoria
tantos planes para verte
y resulta que la suerte
va contándote otra historia
que no es la del encuentro.
No parece que le importe
que tú vayas hacia el norte
y yo me quede en el centro
de la cruel incertidumbre
sin estrellas que me alumbren
el sendero hacia tu aliento.
Pero sigo decidido
a nadar contracorriente
y hacer cosas diferentes
que no olvide ni el olvido
y se queden en tu mente
cuando haya oscurecido
en los bajos de tu mundo
sepultado en un alud,
al que basta de un segundo
para quitarte la luz,
y estés sola de repente,
y vacío tu presente,
quiero ser el que te espere.
Que por loco que parezca,
que aunque tú no lo merezcas,
yo sí quiero merecerlo
aunque deba de esperar
otras mil fases del mar,
hay motivos para hacerlo.
Porque eres más que todo,
mi palabra no inventada,
y escribo como si nada,
sin necesidad de folio
otro verso en la almohada,
que la mano del rey Midas
no me cura las heridas
como lo hace tu mirada.
Que el hechizo de Afrodita
no se lleva mi razón,
ni le da tanto color
al latido que se agita
como lo hace tu suspiro
cuando sueño que te miro
y la paz se hace infinita.
Que por mucho que me duela
tantos días de silencio
que en tus labios yo presencio,
sigues siendo la candela
que en las noches me calienta
este alma cenicienta,
dándole oportunidad
de seguir viendo motivos,
por los que sentirse vivo,
en su triste realidad.
Que eres suma de mis restas
y mi fábrica de lágrimas,
paradoja de mi ánima,
y en sí misma una respuesta,
que a pesar de doler tanto,
que a pesar de los quebrantos,
tú me haces despertar,
con las muñecas atadas
a la luz de tu mirada
en el medio del desierto,
sin que haya ningún puerto
en el que pueda embarcar
para salir de las dudas,
de si tu boca desnuda
es posible de besar.
Y es así como yo sigo
desde la casualidad
que cruzó nuestros caminos
y sin ti me cuesta estar,
sin saber en qué sentido
yo me debo de parar,
si en aquel que pone "olvido",
o el "no dejes de luchar".