domingo, 28 de septiembre de 2014

LIRA CXLIV "Es fácil"

Te juro que es sencillo.
Déjame que te dé los buenos días,
un beso en tu flequillo,
pues hoy la fantasía
es saber que la luna bajaría

sólo porque sonrieras.
Decirte tus palabras favoritas
como la vez primera
que repite infinita
que tú eres la princesa más bonita

que yo puedo querer.
Déjame que prepare las tostadas
en el amanecer
de sueños y almohadas
y me crea que aún no sabes nada

de lo que por ti siento,
y poder repetirlo en la mañana
perdiendo hasta el aliento.
Gritar por la ventana
"te quiero" porque es fácil y me ganas.

Tirar las discusiones
en el fondo del cofre del olvido.
Cuidar tus emociones,
temblar si has sonreído
y abrazarme tu cuerpo adormecido.

sábado, 27 de septiembre de 2014

ROMANCE CXLI "Un amor diferente"

La mirada de la tarde
se desliza por la playa
y en su arena humedecida
están tus huellas descalzas
que sigo echando de menos
en un pozo de nostalgia.
Pasa el tiempo y anochece
en la playa solitaria
que sólo cuenta conmigo
recordándote entre lágrimas
que no derraman tristeza
sino que derraman gracias
por todo lo que he soñado
y saber que lo soñaba,
porque al ser tan solo sueños
nunca hubo una esperanza.
Hubo tiempo compartido
de paseos y palabras,
de las cenas en la arena,
emborrachándonos de agua,
de funciones donde el verso
se clavaba en tu mirada
que veía la función
de mi voz exagerada
y qué bello sonreías,
no podías ser más guapa,
mientras yo no era más feo
porque en ti yo me escudaba.
Esta noche lo recuerdo,
con la mano en la baranda,
nos amamos sin tocarnos;
a ninguno hacía falta
sentir los labios del otro
para tener llena su alma.
Y tuviste que marcharte...
hasta las estrellas blancas
buscan la huella de tu risa
y recuperar su calma.
Sí, amor, esto fue amor
lo es en cada madrugada,
lo es en cada atardecer,
y en la luna plateada.
Es un amor diferente
que no precisa esperanza,
que está libre de los miedos
y tan lleno de confianza
que aquí espero tu regreso
y aquí volveré mañana.

sábado, 13 de septiembre de 2014

SONETO CXLIV "Lo que me gusta"

Me gusta ver tu pelo alborotado,
tu piel sin maquillar cuando amanece,
el roce de tu pierna que estremece
a mi alma si te quedas a mi lado.

Me gusta la sonrisa que has guardado
buscando las cosquillas que la mece,
el viento de relente que merece
tu risa cuando toco tu costado

y estalla la energía que me gusta.
Lo cómplice que existe en nuestra historia
son cosas como esas y no asusta.

Me gusta no tener escapatoria,
sentir esta adicción que a ti se ajusta,
me gusta que estés siempre en mi memoria.

lunes, 8 de septiembre de 2014

CANCIÓN LXIII "Si existiera la manera..."

Si pudiera enamorarte
escribiendo una palabra,
y así hacer menos macabra,
la pena de no abrazarte,
sin dudar escribiría
hasta el fin de mi agonía
las palabras no inventadas.
Si mi verso funcionara
para que tu corazón
percibiera la emoción
que yo siento al ver tu cara,
mediría sin la métrica
estas sílabas tan tétricas,
doloridas y apagadas.
Sé que dicen que en la vida
unos ganan y otros pierden
pero si este dolor muerde
y te ahonda en las heridas
sin que puedas evitarlo,
porque no puedes lucharlo,
no consigues aceptarlo.
Sé que no sirve mi verso
si como hombre no he logrado,
el que se haya despertado
el latir de tu universo
y por más que yo lo intente,
tú me ves como un demente
que ha perdido la razón.
Si pudiera enamorarte
escribiendo escribiría
hasta el final de mis días
sólo por poder besarte,
las palabras adecuadas
del lenguaje de las hadas
ya que así la entenderías.
Pero no, sé que no puedo,
el amor no se fabrica,
sólo nace y no se explica;
y aunque montes un enredo
si yo te amo y no me amas
ya podré tocar las llamas,
o escribirte mil canciones,
o bajarte las estrellas,
que si no hay dos corazones
que tengan las mismas huellas
ya no habrá nada que hacer.
Si existiera la palabra
o quizá la melodía
para que tu alma me abras
hasta el fin, la buscaría
y si hubiera que inventarla,
sin dudar la inventaría.

viernes, 5 de septiembre de 2014

LIRA CXLIII "Sueños"

Hoy soñé que viajaba
a todos los lugares imposibles
que tú también soñabas
y hacías accesibles
con tu magia y tu voz irresistible.

Estuve en la Toscana,
del mismo color miel que hay en tus ojos
y en la brisa temprana.
Soñé con tu sonrojo,
con el beso que sueño que recojo

de tu suspiro leve,
de la alfombra del círculo polar
donde los sueños llueven.
Y soñé con el mar
donde los sueños pueden comenzar.

Y sueño que me inspiras
el viaje que anochece en tu mirada,
y a la luna suspiras
en la noche estrellada,
donde sueño soñarte en la almohada.

martes, 2 de septiembre de 2014

ROMANCE CXL "Mi certeza más completa"

Aunque seas legendaria, 
no serás una leyenda
que se cuente junto al fuego
las noches de primavera.
Serás viento de mi alba
que acariciaré de cerca
y la palabra que pueda
expresar tanta belleza. 
Serás los colores cálidos
y la musa del poema
que nadie podrá escribir
porque no hallarán las letras
si la sombra de tu embrujo
con la luna se las lleva.
No serás una corona
pero ya eres mi princesa
tan real y tan bonita
sin que salgas en novelas;
pero sales cada día
a borrarme las ojeras
con las luces de tu voz, 
a hacer curva la recta
que dibujan unos labios
que bendicen tu presencia. 
Para mí eres legendaria
hasta cuando a mi te enfrentas
y me tachas de desastre
cuando miras a la mesa
y la caja de Pandora
es allí donde está abierta.
Y te abrazo y más te quiero, 
y tu enfado se silencia,
aunque intentas liberarte
yo te abrazo con más fuerza
tan rendido y derrotado
al aroma fresco a menta
que es la esencia de tu piel
aunque sigas de tormenta.
Por eso eres legendaria
sin llegar a ser leyenda;
eres tú mi realidad,
mi certeza más completa. 

domingo, 24 de agosto de 2014

SONETO CXLIII "Entre el amor y el odio"

Hoy camino entre el odio y el amor
cuando prometí no volver a odiar.
amo tus ojos, tan llenos de mar
como está tu sonrisa de color.

También odio esta ausencia y el dolor
que provoca y no deja continuar
y es que eres lo que no alcanzo a soñar
y odio amar con el aire soñador

que sólo sabe hacerme mil heridas
para odiar el amor en la distancia
pero te amo sin odio y sin medidas.

Odio no respirar de tu sustancia
esta noche que no hallo la salida
y sin ti nada tiene ya importancia.

sábado, 23 de agosto de 2014

CANCIÓN XLII "Lo ambiguo del silencio"

Cada vez siento más cierto
que estoy lejos de tu alma
y mi herida no se ensalma
si mi corazón abierto
sigue amando tu sonrisa
que me llega con la brisa
como si fuese un concierto
de estas noches de verano,
donde sueño estar contigo
con la luna de testigo,
paseando de la mano.
Por no ser entrometido
yo me callo y no pregunto,
no me meto en tus asuntos
y quizá no has entendido
que no es falta de interés,
simplemente es que no sé
dónde acaba la frontera,
ni las cosas que quisieras
que yo llegue a conocer.
Y tampoco sé si sabes
que eres lo que yo he soñado
con tener siempre a mi lado,
que tu sonrisa es la llave
para que la luz del sol
sostenida en un bemol
llene todo con sus notas
que el encanto de ti brota
y me arrancas con tu voz.
Y por eso he decidido
de dejar correr el tiempo,
pues quizá llegué a destiempo,
y ahora quiero ser olvido
y buscar una salida
que me cure las heridas
pues el sueño no es posible.
Porque siento que molesto,
y eso es algo que detesto,
ando y busco lo invisible
que me escude en tu silencio.

viernes, 22 de agosto de 2014

LIRA CXLII "Mientras duermes"

Te miro mientras duermes.
Es un momento nuevo compartido
y no voy a entrometerme
ni tampoco hacer ruido.
Mientras tú ahora duermes, yo te cuido

y siento plenitud
igual que cuando hacemos otra cosa
y brilla tu virtud
y tu alma luminosa;
como cuando tiramos varias rosas

al mar mientras yo grito
que mi suerte es que tú quieras quererme,
y nada hay más bonito
que tú no puedas verme,
y yo pueda cuidarte mientras duermes.

miércoles, 20 de agosto de 2014

ROMANCE CXXXVIII "Las diez mil cosas que me nacen al mirarte"


He esperado diez mil lunas
para poder contemplarte,
y ahora que estás cerca
no voy a dejar que te marches
sin que sepas las palabras
que me nacen al mirarte.
Hoy quiero escribir contigo
diez mil páginas de viajes
al estío del invierno
y a los veranos polares;
escribirlas con los sueños
que me nacen al mirarte.
Llenaré diez mil mañanas
y diez mil serán las tardes
de paseos por el mundo
sin querer que el tiempo pare;
nada quiero eternizar
cuando hay tanto por delante
que descubrir a tu lado
en otros diez mil instantes
llenos de la voluntad
de que todo avance y cambie;
no será tiempo infinito
el que me nace al mirarte.
Y pensar que yo pensé
las diez mil dificultades
que decían: "no es posible,
está fuera de tu alcance",
y es que todo aconsejaba
que mi sueño abandonase.
Pero el corazón no quiso
y me dediqué a esperarte,
me llené de voluntad
para no dejar de amarte.
Hoy llueven copos de estrellas
y los contemplo abrazándote
como un hechizo más
de que nunca será tarde,
si diez mil fueron las lágrimas,
penumbras y soledades
hoy diez mil son las sonrisas
que me nacen al mirarte.